Black Knigh, ¿Un satélite en órbita desde hace 13.000 años?

en

Black Knigh; DENOMINADO COMO OBJETO S025570 1998-067C POR NORAD (MANDO NORTEAMERICANO DE DEFENSA AEROESPACIAL DE EEUU). ES UN OBJETO ESPACIAL AMPLIAMENTE DISCUTIDO QUE ORBITABA LA TIERRA, Y QUE CAUSÓ UN INTENSO DEBATE ENTRE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA.

ES CONSIDERADO POR LOS SEGUIDORES DE LA TEORÍA DE LA CONSPIRACIÓN COMO UN OBJETO DE ORIGEN EXTRATERRESTRE Y DE UNA ANTIGÜEDAD DE 13000 AÑOS, ORBITANDO LA TIERRA CON UNA TRAYECTORIA CASI POLAR. SIN EMBARGO, CRÍTICOS Y ACADÉMICOS DE LA CORRIENTE PRINCIPAL LO HAN CALIFICADO DE TEORÍA DE CONSPIRACIÓN Y UN MITO, RESOLVIENDO QUE EL OBJETO SE TRATARÍA DE BASURA ESPACIAL DESPRENDIDA DE LA MISIÓN STS-88, AUNQUE ESTA TEORÍA ES FÁCILMENTE DEBATIDA DADO QUE SE CONOCE SU EXISTENCIA DESDE 1899 Y POSTERIOR A 1928 Y CLARO ESTA ¿QUIEN LANZABA BASURA ESPACIAL EN 1899?.

HTTP://EOL.JSC.NASA.GOV/SEARCHPHOTOS/PHOTO.PL?MISSION=STS088&ROLL=724&FRAME=70

El origen de la leyenda del Caballero negro o Black Knigh es a menudo explicado como procedente de la escucha de radiofuentes naturales extraterrestres durante los experimentos de radio de 1899 de Nicola Tesla, y ecos con un alto retraso oídos por primera vez por un radioaficionado Jorgen Hals en Oslo, Noruega en 1928. De acuerdo al Daily Express, «los ruidos de 1899 y 1928 permanecen en el misterio» En 1973, el autor escocés Duncan Lunan analizó ecos de radio con gran retraso recibidos por Hals y otros, y especuló que podría tratarse de una sonda alienígena de 13000 años de antigüedad, situado cerca de la estrella Epsilon Bootis. Posteriormente, Lunan retiró sus conclusiones ante el revuelo que se formó, temiendo echar al traste su carrera. En 1954, los periódicos difundieron historias citando una declaración del investigador Donald Keyhoe aclarando que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos reportó dos satélites detectados en órbitas cercanas a la Tierra. En ese entonces, no existía tecnología para lanzar un satélite aún. En febrero de 1960, la revista TIME reportó que la Armada de los Estados Unidos había detectado un objeto oscuro que se sospechaba que era un satélite espía en órbita de la Unión Soviética, pero igualmente, tuvieron que corregir posteriormente de nuevo ante el revuelo formado. Un artículo de seguimiento confirmó que el objeto era «los restos del satélite Discoverer VIII de la Fuerza Aérea que se extravió… supuestamente». En 1963, el austronauta Gordon Cooper reportó un supuesto ovni durante su decimoquinta órbita en el Mercury 9 que fue confirmado por las estaciones de seguimiento. Sin embargo, los críticos dijeron que no había evidencia de lo que realmente pasó y de nuevo una cortina de humo y difamaciones para aquellos que se atrevieran a hablar del tema.

Señales de radio

El origen de la leyenda del Caballero negro o Black Knigh es a menudo explicado como procedente de la escucha de radiofuentes naturales extraterrestres (púlsares) durante los experimentos de radio de 1899 de Nicola Tesla, y ecos con un alto retraso oídos por primera vez por un radioaficionado, Jorgen Hals, en Oslo, Noruega en 1928. De acuerdo al Daily Express, «los ruidos de 1899 y 1928 permanecen en el misterio, pero entre las posibles causas no se incluye a ningún satélite alienígena, de acuerdo a los científicos.»

En 1973, el escritor y astrónomo aficionado escocés Duncan Lunan analizó ecos de radio con gran retraso recibidos por Hals y otros, y especuló que podría tratarse de una sonda alienígena de 13000 años de antigüedad, situada cerca de la estrella Epsilon Bootis. Posteriormente, Lunan retiró sus conclusiones, admitiendo que cometió un «gran error» caracterizando sus métodos como «no científicos».

Black Knigh, Objetos en órbita

En 1954, los periódicos difundieron historias citando una declaración del investigador ufólógico Donald Keyhoe aclarando que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos reportó dos satélites detectados en órbitas cercanas a la Tierra. En ese entonces, no existía tecnología para lanzar un satélite, sin embargo, los escépticos afirman que «Keyhoe había estado promocionando un libro de ufología en ese tiempo» y que las noticias habían sido escritas probablemente en un estilo irónico y que no tenían el propósito de ser tomadas en serio.

En febrero de 1960, la revista TIME reportó que la Armada de los Estados Unidos había detectado un objeto oscuro que se sospechaba que era un satélite espía en órbita de la Unión Soviética. No obstante, un artículo de seguimiento confirmó que el objeto era «los restos del satélite Discoverer VIII de la Fuerza Aérea que se extravió».

En 1963, el austronauta Gordon Cooper reportó un supuesto ovni durante su decimoquinta órbita en el Mercury 9 que fue confirmado por las estaciones de seguimiento. Sin embargo, los críticos dijeron que no había evidencia de lo que realmente pasó. Según el autor escéptico Brian Dunning, explicó:

La historia apareció en cada libro de ufología sobre el caso del Caballero negro, pero no hubo registro de la NASA de tal cosa, ni del personal de la estación de radio ni de cualquier fuente contemporánea. Es una moderna invención de escritores.

 

Comentarios

comentarios