Inicio Media Cine El último duelo; Una historia del siglo XIV en la Normandía Medieval

El último duelo; Una historia del siglo XIV en la Normandía Medieval

13 minuto leer
5
4,856

 68,530 total views,  391 views today

Ambientada en la Francia del siglo XIV, cuenta la historia de Marguerite de Carrouges, que declara haber sido violada por el caballero Jacques Le Gris, el mejor amigo de su marido. Al no creerla nadie, su marido, Jean de Carrouges, acusa a su mejor amigo ante el rey Carlos VI, quien decide autorizar un duelo a muerte entre ambos.

El último duelo —cuyo título original en inglés es The Last Duel— es una película histórica de suspense y drama dirigida por Ridley Scott. Basada en el libro The Last Duel: A True Story of Trial de Combat in Medieval France de Eric Jager, el guion está escrito por Ben Affleck, Matt Damon y Nicole Holofcener. Damon protagoniza el papel principal junto a Adam Driver y Jodie Comer, con Affleck en un papel secundario.

Fue lanzada el 15 de octubre de 2021 por Walt Disney Studios Motion Pictures bajo el sello 20th Century Studios.

Una historia real

En 1386, Marguerite de Carrouges afirma haber sido violada por el mejor amigo de su marido y escudero Jacques Le Gris. Su marido, el caballero Jean de Carrouges, lo desafía a un juicio por combate, el último duelo legalmente sancionado en la historia de Francia. Los acontecimientos que conducen al duelo se dividen en tres capítulos, los dos primeros reflejan las perspectivas de De Carrouges y Le Gris, respectivamente, y el tercero refleja la perspectiva de Marguerite.

De Carrouges es un escudero que sirve en la Guerra de los Cien Años (1369-1389) junto a Le Gris, conocido por su temperamento ardiente y su destreza en el combate. Cuando el conde Pierre d’Alençon es nombrado señor de Carrouges por su primo, el rey Carlos VI, tanto de Carrouges como Le Gris le juran fidelidad. Le Gris visita entonces a de Carrouges y le informa que d’Alençon ha ordenado a todos sus nuevos vasallos que paguen sus levas de guerra; de Carrouges explica que carece de fondos para pagar y Le Gris acepta pedir clemencia a d’Alençon, que ha llegado a confiar en él como confidente y consejero. Para restablecer sus finanzas, de Carrouges se casa con Marguerite de Thibouville, recibiendo de su padre una gran dote que incluye sus valiosas propiedades. Sin embargo, se entera de que un terreno especialmente deseable ya ha sido confiscado por d’Alençon y entregado a Le Gris. Cuando de Carrouges demanda que se le entregue la tierra, el rey desestima la demanda. El conde, ante este pedido hecho por de Carrouges al rey, que considera impertinente, toma represalias nombrando a Le Gris capitán de un fuerte que la familia de Carrouges había poseído durante generaciones; de Carrouges está furioso y sospecha que Le Gris ha puesto a d’Alençon en su contra. Mientras hace campaña en Escocia, es nombrado caballero por su valentía, pero al volver a casa descubre que Le Gris violó a su esposa mientras estaba sola en su castillo. Sabiendo que d’Alençon protege a Le Gris, decide retarlo a duelo.

Le Gris, un escudero de origen humilde que estudió brevemente para convertirse en monje, se gana la confianza de d’Alençon utilizando sus conocimientos de matemáticas para arreglar las finanzas del conde y cobrando las deudas que le deben sus vasallos, ganándose un puesto a su lado. Intenta utilizar su nueva posición para ayudar a de Carrouges, pero cuando d’Alençon le colma de regalos, de Carrouges siente envidia y se burla abiertamente de Le Gris, convirtiéndose en el hazmerreír de la corte de d’Alençon por sus arrebatos infantiles. Al ver a Marguerite por primera vez, Le Gris se siente atraído por ella y pronto se da cuenta de que no ama del todo a su marido, que es analfabeto y sólo la ve como un medio para conseguir un heredero. Marguerite rechaza el afecto de Le Gris a pesar de sentirse también algo atraída por él; incapaz de resistirse a su lujuria, Le Gris la visita a escondidas cuando está sola y la persigue hasta su habitación antes de violarla, creyendo que como ella también debe amarlo, no ha cometido ningún delito. En su calidad de magistrado, el conde se asegura de que no se puedan presentar cargos contra su favorito, lo que lleva a de Carrouges a presentarse ante el rey y solicitar un duelo. Le Gris, deseoso de salvar su honor, acepta.

Desde el punto de vista de Marguerite, la historia comienza cuando se casa con de Carrouges y rápidamente se pone a ayudarle a restaurar su descuidada finca. Desgraciadamente, su matrimonio pronto se ve afectado por el hecho de que Marguerite no se queda embarazada. Cuando de Carrouges se marcha a Escocia, le ordena que no salga del castillo y que no deje entrar a nadie. Le Gris aparece, engaña a Marguerite para que le deje entrar y la viola. Cuando de Carrouges regresa, se enfurece y obliga a Marguerite a acostarse con él en contra de su voluntad. Marguerite pronto queda embarazada y la madre de Carrouges le advierte que no lleve a Le Gris a juicio, ya que eso generaría comentarios entre la gente, revelando que ella también fue violada de joven y argumentando que lo que hizo Le Gris no es diferente. En el juicio de Le Gris, los jueces interrogan duramente a Marguerite, que sigue empeñada en que Le Gris la violó. Carlos VI decide que es necesario un juicio por combate o duelo para resolver la disputa, pero Marguerite es advertida de que será torturada y quemada viva si su marido pierde. Marguerite da a luz a su hijo días antes de que se celebre el duelo.

El duelo comienza con de Carrouges y Le Gris luchando hasta que ambos pierden sus monturas y luchan cuerpo a cuerpo. De Carrouges es apuñalado en el muslo pero finalmente consigue inmovilizar a Le Gris. Exige que Le Gris confiese o se enfrente a la condenación eterna, pero Le Gris se niega y afirma una vez más su inocencia; de Carrouges lo apuñala en la boca, matándolo. Mientras el cuerpo de Le Gris es desnudado y llevado para ser colgado para su exhibición pública, de Carrouges se marcha a caballo y se regodea en la gloria de su victoria mientras Marguerite lo sigue en silencio.

Un epílogo textual revela que de Carrouges murió más tarde luchando en las Cruzadas y que Marguerite continuó administrando sus bienes, viviendo en paz durante los treinta años restantes de su vida y sin volver a casarse.

Comentarios

comentarios

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más En Cine
Comentarios cerrados

Mira además

Breve historia de la armadura medieval europea

 9,560 total views,  584 views today EL PROBLEMA DE LA MOVILIDAD EN LA…