El Zohar, El Libro del Esplendor de la Kabbalah

en

El Zohar; Según todos los cabalistas, y como está escrito al principio del libro, el Zohar fue escrito por Rabí Shimón Bar Yojai (Rashbi), que vivió en los siglos II y III de nuestra era. Existen algunas opiniones en los círculos académicos que afirman que el Zohar fue escrito en el siglo XI por el cabalista Rabí Moshe de León.

Esta opinión la contradijo Rabí Moshe de León mismo, quien afirmó que el libro había sido escrito por Rashbi. Por tanto, el enfoque cabalístico es mucho más importante la cuestión acerca de por qué fue escrito, que quién pudo haberlo escrito. El propósito del Zohar es ser una guía para las personas, para que alcancen el origen de sus almas.

El camino que conduce al origen del alma de cada uno consiste de 125 etapas. Rabí Yehuda Leib Ha-Levi Ashlag escribe que un cabalista que ha pasado todas estas etapas y que comparte la misma percepción espiritual que el autor del libro, ve claramente que este autor no podría haber sido otro que Rashbi.
Está comprendido por exégesis (Midrashim) bíblicas, organizadas según la porción semanal de lectura de la Torá (las parshiot). El Zohar está dividido en tres cuerpos centrales:

  1. el Zohar original,
  2. los “Senderos de la Torá” (Sitrei Torá) y el “Comentario Desaparecido” (haMidrash haNe’elam)
  3. Re’ia Mehimana y “Arreglos” (Tikunim).

El Zohar, o segundo trabajo explicativo de la Cábala, ha sido llamado con justicia la “Biblia” de los cabalistas. Sobre su autoría, desde antiguo se manejan dos puntos de vista:

  1. La tradición cabalística afirma que fue escrito en arameo por Rabi Shimon bar Yojai, un Tana de la Mishna (Ley Oral).
  2. Sin embargo, debido a múltiples aspectos, tales como no aparecer citado en el Talmud, se debate su autoría con el filósofo judío y rabino Mosé ben Sem Tob de León (en hebreo משה בן שם-טוב די-ליאון), también conocido como Moisés de León o Moisés de Guadalajara. Fue un filósofo judío sefardí y rabino. Establecido en su natal Guadalajara, realizó alrededor de veinticuatro escritos sobre la Cábala y en 1286 se dice que ya tenía concluida gran parte del Zóhar, incluyendo una versión distinta del Midrash. Moisés de León afirmó basarse en antiguos manuscritos del místico Shimon bar Yojai (siglo II), pues entonces era muy común entre los escritores judíos atribuir sus libros a autores clásicos. Por tal motivo se debate su autoría o coautoría con Bar Yojai. Investigadores como Yeshayahou Leibowitz atribuyen su autoría a Moisés de León, quien llegó a afirmar que “Es igual de claro que Moisés de León escribió el Zóhar como que Theodor Herzl escribió El Estado Judío”.

La obra se divide en varios tratados y analiza los textos bíblicos para extraer de ellos su significado oculto. El universo se reparte entre los imperios de la luz y de las tinieblas, cada uno de ellos compuesto por diez esferas.

(traducción desde la página en inglés): El Zohar es la obra fundacional en la literatura del pensamiento místico judío conocido como Cábala (o Kabbalah). Es un grupo de libros que incluyen comentarios sobre los aspectos místicos de la Torá (los cinco libros de Moisés) e interpretaciones bíblicas y también material de teología teosófica, cosmogonía mística y psicología mística. El Zohar contiene una discusión de la naturaleza de Dios, del origen y la estructura del universo, la naturaleza de las almas, la redención, la relación Ego-Oscuridad y del “verdadero yo” con la “luz de Dios”, y la relación entre la «energía universal» y el hombre. Su interpretación de las Escrituras puede ser considerada como una forma esotérica de la literatura rabínica conocida como el Midrash, que desarrolla la Tora.

El Zohar está mayormente escrito en lo que se ha descrito como un estilo exaltado y excéntrico de arameo, un lenguaje hablado en la tierra de Israel durante el período romano en los primeros siglos de la era común.

El Zohar reaparece en el siglo XIII y fue publicado por un escritor judío llamado Moisés de León. Moisés de León atribuye la obra a Shimon bar Yojai, un rabino del siglo II durante la persecución romana, que según la tradición judía, se ocultó del imperio Romano en una cueva y durante 13 años se dedicó al estudio de la Torá con su hijo el Rab Eleazar. Durante este periodo fue inspirado por el profeta Elías para escribir el Zohar. Esto concuerda con la afirmación tradicional de los partidarios de que la cábala es la parte oculta de la Torá oral.

La opinión de la mayoría religiosa en el judaísmo tradicional ha sido que las enseñanzas de la Cábala fueron reveladas por Dios a personajes bíblicos, como Abraham y Moisés, y que se transmitieron oralmente de la época bíblica hasta su redacción por Shimon bar Yojai. Gershom Scholem hace un análisis académico del Zohar y ha teorizado que Moisés de León fue el autor. Sin embargo, para los grupos judíos y no judíos practicantes y estudiosos de la Cábala este es un tema secundario, ya que no se ha podido constatar en plenitud una u otra postura. Parece lógico pensar que si Moisés de León afirmó haberse basado en antiguos manuscritos de Shimon bar Yojai (siglo II), podríamos encontrarnos ante una contribución después de varios siglos de distancia o bien ante un hallazgo de los manuscritos que viajaron desde Israel hasta Europa con el paso de los años.

Algunos sectores judíos, principalmente no ortodoxos, se ajustan a opiniones como la de Gershom Scholem. Sin embargo, se sigue considerando el Zohar con una perspectiva enriquecedora que promueve un sentido más práctico para el judaísmo moderno.

Shimon bar Yojai

Shimon Bar Yojai estudiaba en Yabné cerca de Bnei Brak, en una yeshivá fundada por el rabino Akiva Ben Joseph del que fue uno de los más eminentes discípulos. Sin embargo, Rabí Akiva se negó a concederle el título de rabino debido a su carácter, y sólo pudo acceder a dicho título a la muerte de su Maestro, que fue ejecutado por orden del emperador Adriano por haber desobedecido la prohibición de enseñar la Torá.

Según la tradición, es autor de numerosos milagros. En particular, alrededor del año 138, al ser enviado a Roma como embajador, para solicitar al emperador Antonino Pío la abolición de los decretos que prohibían seguir el culto judío. Según dicha tradición consiguió la benevolencia imperial tras exorcizar a la hija del emperador.

Bar Yojai tenía fuertes sentimientos antirromanos y las persecuciones le obligaron a huir hacia 161 (según Heinrich Graetz) para refugiarse en una cueva, y luego a esconderse en Tiberíades y otras ciudades de Galilea. El ángel Metatrón le reveló, al parecer, el fin del Mundo y la llegada del Mesías.

Shimon Bar Yojai estudiaba rodeado de sus discípulos, los rabinos Eleazar (su hijo), Judá, Jossé Hiya e Isaac.

Sus enseñanzas se orientaban sobre dos preceptos fundamentales, que se implicaban recíprocamente:

  • la oración desinteresada
  • la superioridad del estudio

No existe ninguna obra que pueda atribuirse con certeza a Shimon Bar Yojai, sin embargo se le atribuyen varias, entre las más importantes:

  • Sifre, un comentario de los Números y del Deuteronomio,
  • Mejilta, comentario del Éxodo,
  • El Zohar del que se dice que dictó el texto a sus discípulos (algunos movimientos cuestionan esta paternidad del Zohar y lo atribuyen a Moisés de León).

Mosé ben Sem Tob de León

Mosé ben Sem Tob de León, también conocido como Moisés de León o Moisés de Guadalajara,  nació en Guadalajara o  León en torno al los años 1240 y murió en la ciudad de Arévalo,  en el año 1305?. Fue un rabino y filósofo sefardí castellano, autor históricamente reconocido del Libro del Esplendor o Zóhar, libro central en la Cábala. (Al que argumentaba traducir de manuscritos mucho más antiguos), de ahí que en el texto original encontramos palabras en castellano y portugués antiguo, mezcladas con lenguas semitas.

Desde joven se interesó por la filosofía y ya con 24 años de edad, mientras seguía sus estudios religiosos, recibió una copia de la Guía de perplejos de Maimónides. A partir de entonces empezó a interesarse por la Cábala y dedicó varios años de su vida a contactar con cabalistas de toda la Corona de Castilla, llegando a entablar relación con un ya anciano Nahmánides, y a difundir la doctrina cabalista ante el aumento de la influencia racionalista del judaísmo.

Establecido en Guadalajara, realiza alrededor de veinticuatro escritos sobre la Cábala y en 1286 ya tenía concluido gran parte del Zóhar, incluyendo una versión distinta del Midrash. Aunque para escribir el Zóhar afirmaba basarse en antiguos manuscritos del místico Simeón Ben Yojai (siglo II), nunca pudo llegar a demostrarse, pues entonces era muy común entre los escritores judíos atribuir sus libros a autores clásicos.

Comentarios

comentarios