La Conquista de la Germanía Magna

en

Augusto había recibido de su tío abuelo Julio César una porción de Germanía, dividida en la Germania Superior y la Inferior, cuyos límites orientales llegaban hasta el río Rhenus, actual Rin.

Como esta línea fronteriza estaba fuertemente fortificada, Augusto se conformó inicialmente con no extenderla más y estableció fortalezas legionarias en Mogontiacum (actual Maguncia) y Castra Vetera (actual Xanten). Sin embargo, cuando en el año 11 a. C. los sugambros, usípetes y téncteros atravesaron el Rin, invadieron la Galia y derrotaron a la Legio V Alaudae, Augusto en persona se presentó, acompañado de su posible sucesor para aquel entonces, Nerón Claudio Druso. Druso apaciguó a los galos, que también estaban pensando alzarse, y luego persiguió a los invasores hasta los ríos Weser y Elba, extendiendo el área de influencia de Roma hasta este último. Druso regresó a Roma en el 9 a. C. para ser homenajeado, pero en el camino su caballo resbaló y le rompió un muslo, lo que le acarreó la muerte. Su cadáver fue trasladado a la capital, donde fue enterrado en el Mausoleo de Augusto. Su hermano Tiberio continuó la obra de Druso en Germania.

El Pueblo Germano

Tácito dice que el nombre de «germano» lo llevaban inicialmente los tungrios y que después el nombre se extendió al conjunto de pueblos. Pero otros autores dicen que «germano» fue el nombre dado en latín a las tribus y pueblos germánicos, al igual que se hablaba de celtas. Los historiadores modernos se inclinan por la segunda opción. El rey suevo Ariovisto (que vivía en tiempos de Julio César) ponía en combate un ejército de no menos de cien mil hombres, los usipetos y los teúcteros reunían juntos un ejército de más de 400.000. Marbodo (Marobodus), líder de los marcomanos, dirigía un ejército de 74.000 hombres, en la guerra contra los sigambrios los romanos dejaron cuarenta mil hombres, y en la guerra de los camavios y los angrivarios contra los brúcteros las bajas fueron de sesenta mil, pero como que estos datos deben tomarse con cuidado, la realidad es que no se puede establecer la población real del país.

Los pueblos germanos se consideraban autóctonos del país aunque no lo eran, pero su emigración era lo suficientemente lejana para haberse perdido todo recuerdo incluso a las leyendas. Su lenguaje, la lengua germánica, pertenecía a la familia indoeuropea. Muchos germanos tenían el pelo rubio mazorca y lo vendían para hacer pelucas para las mujeres romanas. Tenían grandes bigotes y la mayoría tenían ojos azules. Con la llegada de Roma, no sólo se asentaron militares sino también civiles, un buen ejemplo son las ruinas de una ciudad romano-germánica cerca de Waldgirmes. Produciéndose cruces entre los dos pueblos (y se dice que por eso hay alemanes de varias generaciones con pelo negro y/u ojos oscuros).

Tácito y otros antiguos autores dividían los germanos en tres grupos: ingevones, en la costa; hermiones el interior, e istevones, al este y el sur. Tácito les hace descender de los tres hijos de Mannus, el ancestro de los germanos. Plinio los divide en cinco grupos: los tres antes indicados, más los vindilos, y los peucinios-bastarnos, pero otras clasificaciones hacen los vindilos parte de los hermiones, y los peucinios y bastarnos nombres de subgrupos. Tácito además habla de los leviones, los germanos de Escandinavia, a los que dividía en suinones y sitones.

La Conquista

Augusto había recibido de su tío abuelo Julio César una porción de Germania, dividida en la Germania Superior y la Inferior, cuyos límites orientales llegaban hasta el río Rhenus, actual Rin. Como esta línea fronteriza estaba fuertemente fortificada, Augusto se conformó inicialmente con no extenderla más y estableció fortalezas legionarias en Mogontiacum (actual Maguncia) y Castra Vetera (actual Xanten). Sin embargo, cuando en el año 11 a. C. los sugambros, usípetes y téncteros atravesaron el Rin, invadieron la Galia y derrotaron a la Legio V Alaudae, Augusto en persona se presentó, acompañado de su posible sucesor para aquel entonces, Nerón Claudio Druso. Druso apaciguó a los galos, que también estaban pensando alzarse, y luego persiguió a los invasores hasta los ríos Weser y Elba, extendiendo el área de influencia de Roma hasta este último. Druso regresó a Roma en el 9 a. C. para ser homenajeado, pero en el camino su caballo resbaló y le rompió un muslo, lo que le acarreó la muerte. Su cadáver fue trasladado a la capital, donde fue enterrado en el Mausoleo de Augusto. Su hermano Tiberio continuó la obra de Druso en Germania.

 

La rebelión de las tribus germanas

De esta ofensiva romana solamente Marbod, rey de los marcomanos, había logrado escapar. Junto con su gente se refugió en la Selva Hercinia, donde fundó un reino y atacó continuamente a la región nórica y la Panonia. Entonces Tiberio decidió ir hacia allí con doce legiones; sin embargo, una terrible sublevación en la Dalmacia, actuales Balcanes, le obligó a retroceder para apaciguar esta nueva rebelión, potencialmente más peligrosa que la de Marbod. Como éste sabía que Roma necesitaba todas las tropas disponibles, concertó la paz con Roma y aseguró su posición. Mientras tanto, Tiberio y su sobrino Germánico, el hijo de su difunto hermano Druso, estuvieron ocupados luchando contra los ilirios y los panonios por tres años.

En Germania, el nuevo enviado del emperador, Publio Quintilio Varo, había obtenido el cargo gracias a su parentesco con Augusto (estaba casado con Claudia Pulcra, sobrina nieta de aquel). Varo ya había sido gobernador de Siria, donde se había ganado la antipatía de muchos por sus vanidosas acciones.

De esta situación se aprovechó Arminio, príncipe de los queruscos, que había luchado en el ejército romano en las guerras en Dalmacia y, a diferencia de Varo, tenía mucha experiencia militar. Cuando Varo se disponía a trasladarse desde el interior de Germania hacia los cuarteles de invierno en el Rin, Arminio —que fingía ser amigo suyo— le hizo desviarse de su ruta hacia una emboscada. Arminio y otros conspiradores se separaron de la caravana dando excusas falsas y se encontraron con un ejército que habían reunido antes. En la batalla del bosque de Teutoburgo el ejército de Arminio atacó a las legiones romanas XVII, XVIII y XIX, comandadas por Varo.

El ejército romano se encontró en un lugar cerrado llevando mujeres, niños y carga, que dificultaban la organización del ejército. Después de varios días de lucha, las tres legiones fueron aniquiladas completamente y capturadas sus tres águilas doradas. Quintilio Varo y varios oficiales se suicidaron, ya que los germanos no tomaban prisioneros y torturaban antes de matar. El cadáver de Varo, que había sido sepultado por sus soldados, fue desenterrado por los germanos y sometido a toda clase de vejaciones. Finalmente le cortaron la cabeza y la enviaron a Roma. Miles de soldados romanos fueron torturados y crucificados; varias fortalezas cayeron asimismo en manos germanas, tal como el castillo de Aliso, junto al río Lippe.

Cuando el emperador Augusto se enteró de este desastre, se dejó crecer la barba y el pelo durante meses y continuamente se golpeaba la cabeza contra el muro exclamando: «¡Quintilio Varo, devuélveme mis legiones!». Augusto envió a Germania a Julio César Germánico quien derrotó a los bárbaros y recuperó los estandartes de las legiones derrotadas por Arminio y el territorio (posteriormente). Pero Germania era ya libre y unificada bajo el mando de Arminio que se convirtió en su rey (heredara esta idea de las influencias grecorromanas durante su estancia en Roma) y contribuyó al mantenimiento de la romanización de su tierra pero sin el yugo romano y que se mantuvo después de él gracias al comercio.

Con el asesinato de Arminio por los prorromanos, el territorio se recuperó, pero con la invasión sajona y el posterior genocidio de este nuevo invasor hacia la población indígena y romana (sucediendo lo mismo en Britania en el siglo V) perdiéndose nuevamente el territorio, que a partir de ahí se iría recuperando y perdiendo, hasta perderse definitivamente con la invasión huna.

Las Campañas de Druso

Entre el 12 y el 9 a. C. el general romano Nerón Claudio Druso lanzó varias campañas el este del Rin. Poseía una fuerza de 12 legiones.

  • Año 12 a. C. el ejército romano avanza por tierra, cruzá el Rin y somete a los bátavos, usipetos y sicambros. El mismo año con una flota navega por el Mar del Norte y somete a los caucos y frisios.
  • Año 11 a. C. los romanos cruzan el Rin e invaden territorio Usipeto, vencen a los germanos en el río Lupia o Lippe, atacan a los sicambros, cattos, marsos y queruscos.
  • Año 10 a. C. Druso avanzá desde Mogontiacum cruza el Rin atacando a tencteros y catos, llegando al Weser.
  • Año 9 a. C. Druso continua desde el Weser, ataca a los queruscos, llega al Elba, da la vuelta y ataca en el sur a hermunduros y marcomanos para volver a la Galia.
  • Año 8 y 7 a. C. Tiberio somete la región y construye fortalezas romanas hasta el Elba.

Las Campañas de Vinicio

Marco Vinicio entre el 1 y 3 d. C. fue gobernador de la Galia Comata, Germania y Raetia. Al mando de 30 000 a 35 000 soldados o 7 legiones logró varias victorias contra los queruscos, romanizándolos. En honor a sus victorias el Emperador le permitió construir una columna en la que se muestran sus victorias sobre los queruscos. La llamada Ornamenta triumphalia de Cherusciis en honor a Augusto.

Las Campañas de Tiberio

Entre el 4 y 5 d. C. el futuro emperador Tiberio condujo el ejército romano por el Mar del Norte. Entre el 1 y 6 d. C. Tiberio comando las fuerzas romanas en Germania.

  • Año 4 d. C. desde la desembocadura del Rin avanzá atacando a los frisios, bructerios, marsos y queruscos.
  • Año 5 d. C. con una flota navega el Mar del Norte llegando a las costas occidentales de la actual Dinamarca, dando la vuelta descubre la desembocadura del Elba.
  • En el año 6 d. C. Tiberio ordeno una ofensiva contra los marcomanos, 4 a 5 legiones avanzaron desde Galia, Germania y Raetia al mando de Cneo Sentio Saturnino; otras fuerza de 4 legiones al mando de Marco Valerio Mesala Mesalina desde Iliria. Los marcomanos movilizaron 70 000 infantes y 4000 jinetes y rechazaron al invasor, Tiberio reconoció al rey germano Marbod aliado de Roma, expandiendo la romanización.

Las Campañas de Varo

El nuevo gobernador romano de la provincia era Varo, un político más que general. Este llegó en el año 7 creyendo que la provincia se hallaba ya sometida, se alió con el local Herman al que llamó Arminio, y no escucho a quienes le dijeron que el local no era de fiar.

En el año 9 supo de una rebelión y Arminio lo convenció de pasar por el bosque de pinos de Teutoburgo, con sus tres legiones, en total, 15 000 legionarios y 3000 a 5000 auxiliares, además de 5000 a 10 000 no combatientes (prueba de que Varo no esperaba una gran batalla, ya que solo cuando se veía una los ejércitos antiguos dejaban atrás a los ayudantes). Varo mando exploradores, pero estos eran germanos de Arminio. Los civiles retrasaban a los romanos y desorganizaban las filas. Arminio se separó en el camino diciendo que buscaría apoyo local, el romano confió en él. El 9 de septiembre la fuerza romana fue emboscada por 10 000 a 25 000 germanos, el terreno era lodoso, estrecho y desconocido. Los romanos resisiteron hasta el 11 de septiembre cuando Varo se suicidó. Sus tropas fueron rodeadas en un campamento que construyeron, los germanos asaltaron el lugar. El legado Ceionius dirigió la defensa, mientras su colega Eggius se intentó rendir con miles de sobrevivientes que fueron masacrados. El comandante de la caballería Numonius Vala intento huir pero él y sus hombres fueron masacrados.

Dos de las tres águilas de las legiones fueron capturadas, en cuanto a la tercera se dice que ante su inminente captura un legionario corrió y se lanzó con ella a un pantano cercano hundiendoes ambos.

Solo de 12 a 300 romanos escaparon (según la fuente) y por ellos se supo del desastre. Los germanos llevaron a los prisioneros a pantanos cercanos donde los degollaron como sacrificio a sus dioses por la victoria, aunque a los oficiales los quemaron vivos. La cabeza de Varo se cortó y se envió a Marbod, este asustado la devolvió a Roma. Los romanos muertos se les cortaron las cabezas y manos que se clavaron en ramas y lanzas. Con esta derrota decisiva los romanos retrocedieron la frontera del Elba al Rin.

Las Campañas de Germánico

Entre el 14 y el 16 d. C. el general Julio César Germánico con un gran ejército avanzó con el fin de vengar la derrota de Varo, pero esta vez las tribus germanas entre el Rin y el Elba estaban unidas bajo el mando de Arminio.

  • Año 14 d. C. Germánico avanzó cruzando el Rin atacando a los usipetos, bructeros, marsos y sicambros.
  • Inicios del año 15 d. C. los romanos cruzan el Rin desde el sur atacando a los catos, tencteros y marsos llegando hasta el Weser.
  • Verano del 15 d. C. los romanos parten del territorio batavo por el Mar del Norte, desembarcan en Frisia y avanzan al sur atacando a los ampsivaros, bructerios, marsos y queruscos. Tras una batalla con los bructerios el legado Lucius Stertinius recupero el águila de la XIX Legión. Tras otra batalla Germánico recupero otra águila aunque se desconoce cuál.
  • Año 16 d. C. los romanos desembarcan en Frisia y avanzan al sur conquistando a los ampsivarios, queruscos y angrivarios para volver a Frisia. Mientras la flota sigue por la costa llegando al delta del Weser donde se alía con los Caucos.

En el año 16, se da por concluida la reconquista de Germania, transformándola en un estado clientelar, para hacer la estado tapón contra los eslavos y expandiendo de forma pacífica la romanización más lejos. En el 17 d. C., Germánico volvió a Roma donde celebró un triunfo romano por sus victorias.

Comentarios

comentarios