El Asalto a los acantilados; Playa de Omaha, D-Day

en

Omaha fue el nombre en clave de unos de los principales puntos de desembarco de la invasión aliada de la Francia ocupada por los alemanes en los desembarcos de Normandía del 6 de junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial.​

La playa estaba situada en la costa norte de Francia, frente al Canal de la Mancha, y tenía 8 km de longitud, extendiéndose desde el este de Sainte-Honorine-des-Pertes hasta el oeste de Vierville-sur-Mer.

Era necesario un desembarco en este lugar para poder enlazar los desembarcos británicos del este con el desembarco estadounidense del oeste, asegurando así la costa de Normandía. Tomar Omaha sería responsabilidad de las tropas del Ejército de los Estados Unidos, y el transporte marítimo de estas tropas fue proporcionado por la Armada de los Estados Unidos y elementos de la Marina Real Británica.

Yo fui el primero que salió. El hombre número siete fue el siguiente en llegar a la playa sin ser alcanzado. Todos los de enmedio fueron alcanzados. Dos murieron; tres fueron heridos. Esa es la suerte que tenías que tener. – Capitán Richard Merrill, Segundo Batallón de Rangers.

El día D, la 29.ª División de Infantería, a la que se unieron ocho compañías de Rangers estadounidenses redirigidas desde Pointe du Hoc, asaltaría la mitad oeste de la playa. A la 1.ª División de Infantería, endurecida por la batalla, se le asignó la mitad este. Las oleadas de ataques iniciales, consistentes en tanques, fuerzas de infantería y zapadores, se planearon cuidadosamente para reducir las defensas costeras y permitir la llegada de los barcos grandes para las siguientes oleadas. El objetivo principal en Omaha era asegurar una cabeza de playa de unos ocho kilómetros de profundidad, entre Port-en-Bessin y el río Vire, conectando con los desembarcos británicos en la playa de Gold, al este, y alcanzando la zona de Isigny al oeste para conectar con el VII Cuerpo, que desembarcaría en la playa de Utah. Para enfrentarse a los desembarcos estaba la experimentada 352.ª División de Infantería. Desplegados en puestos fortificados por la costa, la estrategia alemana se basó en defender cualquier asalto por vía marítima en la línea de costa.

¿Vas a quedarte ahí tendido para que te maten, o te vas a levantar y hacer algo para arreglarlo?” – Teniente anónimo, sector Easy Red

El día D, en Omaha, poco transcurrió como se había planeado. Dificultades en la navegación provocaron que, a lo largo del día, la mayoría de las lanchas de desembarco no alcanzaran sus objetivos. Las defensas eran inesperadamente fuertes e infligieron numerosas bajas en las tropas estadounidenses en cuanto estas desembarcaban. Bajo un fuego intenso, los zapadores avanzaron con dificultad para eliminar los obstáculos de la playa, causando que los desembarcos posteriores se acumularan en los pocos canales que se habían despejado. Debilitadas por las bajas recibidas nada más desembarcar, las tropas asaltantes supervivientes no pudieron despejar las salidas de la playa, fuertemente defendidas, causando más problemas y sus consiguientes retrasos para los desembarcos posteriores. Finalmente se consiguieron pequeñas penetraciones por grupos de supervivientes que llevaron a cabo asaltos improvisados, escalando los acantilados entre los puntos mejor defendidos. Al final del día se habían ganado dos pequeñas posiciones seguras aisladas que, contra las defensas más débiles de tierra adentro, se aprovecharon posteriormente para conseguir los objetivos originales del día D durante los días siguientes.

Los Acantilados

Una característica clave de los desembarcos era influir en la siguiente fase de la batalla. Las ramblas, conductos naturales hacia el exterior de las playas, eran los principales objetivos del plan inicial de ataque. Sin embargo, las fuertes defensas que se concentraban alrededor de ellas se aseguraron de que las tropas que desembarcaron cerca no llegaran en condiciones para llevar a cabo el asalto contra ellas. Tan solo en las zonas que había entre las ramblas, en los acantilados, donde las unidades podían desembarcar en mayor número y las defensas eran más débiles, podían hacerse avances. El otro aspecto clave durante las siguientes horas fue el liderazgo. El plan original estaba hecho pedazos, las unidades habían desembarcado en sitios equivocados, estaban desorganizadas y dispersas, los comandantes, en su mayoría, no habían llegado o habían caído, y había pocos medios para comunicarse más allá de las órdenes a gritos de los que quedaban. En algunos lugares, pequeños grupos de hombres, a veces improvisados a partir de distintas compañías, en algunos casos de distintas divisiones, se “…inspiraron, animaron o forzaron…”,​ desde la seguridad relativa de los peñascos, a la tarea de reducir las defensas de la cima de los acantilados.

Ya a las 07:30, supervivientes de la compañía C del Segundo de Rangers, que habían desembarcado 45 minutos antes en el flanco derecho de Omaha durante la primera oleada, habían escalado los barrancos cerca de Dog White y de la rampa de Vierville. Tras unírsesle una sección de la B/116 que había desembarcado en un sitio equivocado, este grupo pasó la mayor parte del día acosando y finalmente tomando el WN-73, que defendía la rampla D-1 en Vierville.  A las 07:50, la C/116 abrió el camino hacia fuera de Dog White, entre WN-68 y WN-70, creando aberturas en el alambre con un torpedo Bangalore y cizallas. El 5º de Rangers abrió más huecos cuando se unió a la avanzada 20 minutos más tarde. El grupo de mando se estableció en la cima del acantilado, donde se le unieron elementos de la G/116 y la H/116 tras su movimiento lateral por la playa, y el estrecho frente se amplió hacia el este antes de las 09:00, cuando pequeños grupos de la F/116 y la B/116 coronaron justo al este de Dog White.52​51​ El flanco derecho de esta penetración estaba cubierto por los supervivientes de las compañías A y B del 2º de Rangers, que habían luchado para llegar a la cima de manera independiente entre las 08:00 y las 08:30, tomando WN-70, que había quedado muy dañado por el fuego de artillería naval, y uniéndose al 5º de Rangers para moverse hacia el interior. Alrededor de las 09:00, más de 600 tropas estadounidenses, en grupos que iban de un puñado de hombres al tamaño de una compañía, habían alcanzado la cima del acantilado de Dog White y se movían hacia el interior.53​54​

El Tercer Batallón del 116º RCT se abrió camino a través de los llanos y hacia la cima del acantilado que había entre WN-66, que defendía la rambla D-3 en Les Moulines, y WN-65, que defendía la rambla E-1. El avance se hizo en pequeños grupos, apoyados por el armamento pesado de la M/116, que estaba apostado en la base del acantilado. El progreso fue lento por las minas que había en las laderas del acantilado, pero varias unidades de las tres compañías de fusileros, además de una sección extraviada de la G/116, alcanzaron la cima alrededor de las 09:00, haciendo que los defensores de WN-62 informaran equivocadamente de que WN-65 y WN-66 habían sido tomados. Entre las 07:30 y las 08:30, unidades de la G/16, E/16 y E/116 se unieron y treparon los acantilados de Easy Red, entre WN-64 y WN-62, que defendían la rambla E-1 y la E-3, respectivamente. A las 09:05, observadores alemanes informaron de la pérdida de WN-61 y de que solo había una ametralladora disparando desde WN-62. Tras alcanzar la cima, obstaculizados más por las minas que por el fuego enemigo, 150 hombres, en su mayoría de la G/16, progresaron hacia el sur para atacar el puesto de mando de WN-63, en los márgenes de Coleville. Mientras tanto, la E/16, liderada por el teniente Spalding, giró hacia el oeste a lo largo de la cima de los acantilados y luchó contra el WN-64 en una batalla de dos horas. Su pequeño grupo de solo tres hombres neutralizó este punto a media mañana, tomando 21 prisioneros y justo a tiempo para evitar que atacaran a unos nuevos desembarcos de abajo. Abajo, en la playa, el comandante del 16º RCT, el coronel George Taylor, había desembarcado a las 08:15. Con las palabras “En esta playa hay dos tipos de personas: los muertos y los que van a morir. Bien, larguémonos de aquí”,​ empezó a organizar grupos de hombres sin tener en cuenta su unidad, poniéndolos bajo el mando del suboficial más cercano y enviándolos a través del área abierta por la G/16. A las 09:30 se estableció el puesto de mando de regimiento justo debajo de la cima del acantilado, y los batallones primero y segundo del 16º RCT, que estaban alcanzando la cima, fueron enviados hacia el interior.

En Fox Green, en el extremo oriental de Omaha, cuatro secciones de la L/16 habían sobrevivido intactas a su desembarco y conducían a elementos de la I/16, K/16 y E/116 hacia la cima de las laderas. Con fuego de apoyo de las armas pesadas de la M/16, tanques y destructores, esta fuerza eliminó al WN-16, que defendía la rambla F-1, a las 09:00, y el tercer batallón del 16º RCT comenzó su progreso hacia el interior.

Comentarios

comentarios